¿Cómo colocar tu monitor de manera ergonómica? En 5 pasos

Ya sea que estemos en nuestra casa u oficina, el rol que juega la posición en la que pongamos nuestro monitor, va a influir en nuestra postura y por ende en el bienestar que sintamos al finalizar el día. Un monitor o computadora mal colocada, puede provocar dolor de manos, espalda o cuello.
Si ya tenés indicios de estos dolores, seguí leyendo para saber exactamente como evitarlos o sino, cómo prevenirlos…

charles asselin m8xBv2gkU7U unsplash scaled 1

Algo importante…

Antes de comenzar, es necesario mencionar dos cosas importantes: la primera es que al momento de comprar un nuevo monitor, comencemos a darle a importancia a aquellos que nos permitan modificar su posición (rotación, altura, etc). Este aspecto es igual de importante (o quizás aún, ya que se trata de tu salud) que las pulgadas o resolución de pantalla que elijamos.

En segundo lugar, es importante que complementemos esto con la teoría ergonómica; es decir, que cada vez que nos sentemos a trabajar o estudiar, lo hagamos ciudando nuestra postura, teniendo movimiento a lo largo del día y descansando.

En otras palabras, complementar los tips sobre configuraciones de monitores que estás a punto de ver, junto con: una buena postura, mover nuestras articulaciones de vez en cuando para mejorar nuestra circulación y también de darnos el tiempo para tener pequeños y constantes descansos; para relajar nuestros ojos, cuello, espalda, piernas, etc. Es recomendable que no tengamos sesiones de más de 2 horas sentados sin moverse.

docusign 8aYqlvrVM Y unsplash scaled 1

Esta posición «hacia abajo» es una de las peores que podemos adoptar, ya que no solo se pueden lesionar los músculos de nuestro cuello, sino que las vértebras también.

1) La altura

Al terminar el día de trabajo, podemos tener varios dolores, pero si únicamente te aqueja el cuello, es muy probable que sea por una incorrecta altura del monitor. Esto se empeoró últimamente, debido a la proliferación de las notebooks; que en sí no tiene nada de malo; pero no suelen ir acompañadas de ningún soporte que logre ponerlas a la altura correcta; obligándonos a mirar hacia abajo durante horas y horas, perjudicando a nuestro cuello.

La altura correcta a la que debe estar el monitor: es que la parte superior de la pantalla, esté a la misma altura de nuestros ojos. En su defecto, solo un poquito por debajo.

¿Cómo hacer la prueba?: Si querés mirar hacia el centro de la pantalla y podés logarlo solamente moviendo los ojos, estás en la posición correcta. Caso contrario, si tenés que mover la cabeza hacia abajo para lograrlo, deberás alzar el monitor aún más.

2) Los reflejos

Este es un problema poco conocido, pero muchas veces recibimos reflejos del sol en nuestra pantalla y terminamos girando nuestra cabeza o postura con tal de leer determinados sectores de la pantalla; generándonos un problema postural si se sostiene en el tiempo.

Esto puede solucionarse con un una pantalla de acabado mate o poniendo cortinas en las ventanas para reducir un poco la luz que entra a nuestro ambiente.

xiaoqian gao y OEvxCLkOE unsplash scaled 1

Como vemos en esta foto, el soporte para incrementar la altura de nuestra pantalla no tiene que ser nada costoso. Si bien existen soportes muy buenos, una caja o lo que tengamos a mano puede servir perfectamente su propósito.

3) La distancia

En cuanto a este aspecto, el monitor debe estar aproximadamente a unos 50cm de distancia de los ojos, también podés estirar tu brazo horizontalmente y si las puntas de tus dedos llegan a rozar la pantalla, es que estás con la distancia apropiada.

Eso sí, lo anterior aplica a monitores de tamaño «promedio», si tenemos otro mucho más grande, deberemos incrementar aún más la distancia.

¿Por qué este tip?: Es para evitar rotar de más la cabeza constantemente. Cuando el monitor está muy cerca, nuestro cuerpo va a comenzar a usar más el cuello que los ojos para llegar a ver los bordes de la pantalla.

Las pantallas panorámicas, pueden ser una muy buena opción para mitigar este tema.

xps dpbXgTh0Lac unsplash scaled 1

4) La Inclinación

La inclinación óptima que podemos lograr para nuestro monitor, es de colocarlo a unos 10-20 grados. Si tu pantalla no tiene la posibilidad de inclinarse, podés colocar una pequeña pieza en un lado de la base para que se logre ese efecto.

¿Por qué este tema es importante? La pantalla se inclina para compensar la distancia de los ojos frente a la la superficie del mismo. Como en la parte inferior (si es que lo dejamos recto) está más lejos; lo compensamos inclinando unos grados, así toda la superficie de nuestra pantalla se encontrará a la misma distancia de nuestra visión.

Pd: También es importante mencionar que el monitor debe estar exactamente frente a nosotros. No un poco a la izquierda, ni a la derecha. Si no tenemos espacio, conviene hacerlo por nuestro bienestar postural.

pexels ken tomita 389818 scaled 1

5) El descanso

Cómo mencionabamos al principio, el tercer componente de una buena ergonomía es el descanso. Nada de lo anterior va a tener efecto si no nos acordamos de este aspecto. Podemos tener las mejores sillas y escritorios, pero siempre vamos a necesitar levantarnos cada una o dos horas, caminar un poco y si querés llevarte la experiencia «premium»: hacer estiramientos de cuello, brazos, espalda y piernas.

No hacer esto, puede llegar a ir en contra de tu salud a la larga, por lo que te conviene invertir ese tiempo en vos mismo/a y lograr el bienestar que necesitás para lograr todos tus propósitos.

bench accounting 8D2k7a3wMKQ unsplash scaled 1

Para leer más…

personas trabajando oficina