¿Sos dentista? Trabajá correctamente con estos 4 tips ergonómicos

Una de las organizaciones más importantes de la salud dental, la “World Dental Federation” (también conocida como “FDI”) lanzó una serie de consejos para que los profesionales del rubro puedan mantener una postura correcta, mientras dan el mejor tratamiento para sus pacientes.

pexels andrea piacquadio 3884093 scaled 1

        El procentaje de dentistas que reportaron dolores posturales es alarmante al compararlo con el resto de la población.

L

a organización mencionada anteriormente, nuclea a más de 1 millón de profesionales del rubro y detectó que gran parte de los profesionales incurría en posturas perjudiciales a la hora de brindar los tratamientos (como inclinarse de costado para llegar a determinado lugar).

El propósito de este artículo, es de mostrarte las claves que la FDI recomienda para darle solución a este problema y lograr que los profesionales puedan ofrecer un tratamiento eficiente para sus pacientes, mientras cuidan de su salud a la vez. Pero…¿Qué tan grave es la situación actualmente?

Los números que preocupan

La organización en cuestión realizó una serie de encuestas a lo largo de los dentistas asociados y los comparó con el resto de la población.

Los resultados son preocupantes, el 13% de la población civil reportó tener dolores recurrentes de cuello, mientras que el porcentaje de los profesionales dentales con esta dolencia crónica llegó al 67% del total.

En segundo lugar, en cuanto a los dolores lumbares, el 26,8% de la población reportó tenerlos, mientras que el 65% de los dentistas reportó tener dolores provenientes de esta zona.

Antes de empezar, cabe destacar que una vez aparecidos los dolores por estas posiciones anti-naturales y repetitivas, el profesional dental puede terminar provocando errores en el tratamiento que esté dando por un fuerte dolor lumbar, de cuello, hombros y malestar general.

Estos tips que estás a punto de ver, no solo te permitirán evitar esos errores, sino que te permitirán trabajar con la tranquilidad de que estás protegiendo tu cuerpo inclusive. Dicho esto, allá vamos…

jose vazquez 4SUyx4KQ5Ik unsplash scaled 1

       La labor cotidiana de los dentistas, los lleva a adoptar posturas nocivas, como torcerse o inclinarse de más con tal de llegar al lugar correcto. Pero esto último puede hacerse también desde una postura saludable.

La cabeza

El cuello es una de las partes más castigadas en el cuerpo de los dentistas, ya que se suele tender mucho a inclinarlo hacia debajo por de más y también por trabajar horas y horas con la cabeza girada hacia la izquierda o derecha. Unas de las posiciones más dañinas para nuestro cuello.

La FDI recomienda que la cabeza se recline hacia abajo como máximo en unos 15 o 20 grados. Y también de contar con una silla con ruedas, que permitan desplazarte en el consultorio y atender con la cabeza lo más de frente posible; es decir, alineada con tu torso.

El torso

Si bien es una práctica muy común torcer la espalda y el torso para llegar a determinados lugares, se recomienda que la labor se ejecute estando bien erguidos y apoyándose sobre el soporte lumbar de la silla si es posible.

Además, adoptando una correcta postura del torso, estamos permitiendo que la espalda conserve su curvatura natural a corto y largo plazo.

pexels pavel danilyuk 6812561 scaled 1

        Una silla con ruedas y respaldo, puede ser muy útil para ofrecerle un descanso eficiente al profesional cuando no está inclinado. Diferenciándose así de las sillas que no poseen esas funcionalidades.

Las muñecas y hombros

En cuanto a las extremidades del profesional, es ideal que las muñecas estén en una posición recta y relajada. Si todos los movimientos se realizan con las mencionadas muñecas torcidas, el profesional podrá comenzar a notar los dolores rápidamente.

También cabe destacar que los hombros deben estar alineados con la orientación de las piernas para evitar una torsión que resulte perjudicial para tu cuerpo.

El ángulo perfecto de las rodillas

En cuanto a los pies y rodillas, se recomienda que las mismas estén flexionadas en un ángulo recto de 90º o 100º como máximo.

Para complementar lo anterior, los pies deben estar bien apoyados sobre el piso. Cruzar las piernas puede desacomodar toda la postura si se prolonga por mucho tiempo, por lo que se recomienda evitar esta posición.

En último lugar, se aconseja vestir un calzado cómodo y una silla con ruedas, que permita el fácil desplazamiento del dentista a lo largo y ancho del espacio; para lograr de esta manera, brindar el tratamiento de excelencia que lo caracteriza.

Si querés ver el informe completo de la FDI, hacé click aquí

Para leer más…

personas trabajando oficina